Tortolazos
Y llegaron los calcetines…

Y las tazas de té a media tarde, y un capítulo tras otro de una serie, y el olor a bizcocho en el horno.

Ahí fuera, la lluvia, los termómetros bajando, el cambio de hora, el deseo de que llegue pronto otro puente.

Aquí, en casa, los calcetines, su calor y su puntito sexy.

(Foto de la sesión boudoir de Rosa. Puedes ver más aquí).

Y llegaron los calcetines…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba